Dibujo

Conceptos básicos de dibujo: el cubo

Conceptos básicos de dibujo: el cubo

Aprenda a dibujar el cubo y tendrá una buena introducción a la perspectiva básica y los elementos esenciales del dibujo, además el cubo es uno de los bloques geométricos de todos los objetos, incluida la figura humana.

Las tres gracias
por Jon deMartin, 2002, siena quemada y dibujo Nupastel blanco sobre papel tonificado, 25 x 22. Colección privada.

por Jon deMartin

Recuerdo que uno de mis instructores dijo: "¿Cuál es el punto de dibujar el modelo si el estudiante no puede dibujar el soporte del modelo?", Es decir, la plataforma del modelo en su perspectiva adecuada. Para el principiante, el dibujo de objetos geométricos es un primer paso vital para aprender a dibujar. Al dibujar incluso formas simples, el principiante necesitará aprender una perspectiva básica.

El cubo es el objeto más fácil de dibujar en perspectiva. La capacidad de dibujar un cubo desde cualquier ángulo, tanto de la vida como de la imaginación, es esencial para un buen dibujo. Una vez que se adquiere habilidad para dibujar un cubo, no es difícil aplicar ese conocimiento a temas más complejos. El cubo parece simple, pero en realidad es complejo y requiere tanto observación como conocimiento de construcción y perspectiva. Si no se puede dibujar un cubo en perspectiva, será imposible una cabeza.

Siempre es mejor aprender a dibujar a partir de objetos reales, de la vida, no de fotografías. Los dibujos no deben ser sobre valor, sino sobre forma y perspectiva, porque los valores son de poca importancia si la construcción es incorrecta. Como regla general, parece mejor que los principiantes limiten sus primeros intentos de delinear, para obtener las principales proporciones lo más precisas posible. No es necesario dibujar en un buen papel ya que estos son solo ejercicios, pero recomendaría un bloc de dibujo bastante suave con lápiz de grafito y borrador.

La perspectiva angular es cuando un cubo se coloca de tal manera que no se ve ninguna superficie en ángulo recto; no aparece en su forma verdadera. Al dibujar el cubo en esta perspectiva, configúrelo torcido para que tenga ángulos desiguales. Piense primero en el cubo como una forma plana y bidimensional. Como se trata de un dibujo lineal, es mejor no iluminar el cubo para que las sombras no confundan la pureza de la forma exterior. No haga su dibujo del cubo demasiado pequeño: los errores proporcionales son mucho más fáciles de identificar a mayor escala.

Ilustración 1: Uno y
Perspectiva de dos puntos

por Jon deMartin, 2000, dibujo a lápiz de carbón en papel de periódico, 18 x 24. Todas las ilustraciones de esta colección de artículos son del artista a menos que se indique lo contrario.

Primero establezca la altura del cubo haciendo marcas horizontales en la parte superior e inferior. Dibuje ligeramente la forma exterior en relación con la altura, luego calcule el ancho del cubo. Concéntrese en cuatro puntos: las extremidades superior, inferior, izquierda y derecha que contienen la forma exterior. Compárelos entre sí utilizando líneas horizontales y verticales. Sigue estimando la forma exterior antes de dibujar los planos interiores. El mismo principio se aplicaría para dibujar una cabeza; no comenzarías a dibujar las características antes de la forma exterior. El peligro de dibujar las partes antes que el todo es que disminuye las probabilidades de que las proporciones principales sean precisas.

Ahora agregue los planos interiores para visualizar mejor el todo, la forma exterior, en relación con las partes, los planos interiores. Mantenga las primeras etapas lo más simple posible para que sea más fácil hacer correcciones. Revise el dibujo donde sea necesario. Abordar la apariencia visual simple del tema antes de considerar las partes interiores es un principio que puede aplicar a cualquier tipo de dibujo: siempre piense primero en el conjunto y luego en las partes. Si la forma exterior del cubo se ve correcta y los planos interiores parecen encajar, estás listo para el siguiente paso.

La siguiente es la fase estructural. En este caso, estructura significa perspectiva. El cubo puede parecer exacto, pero ¿funciona en perspectiva? Aquí es donde entra en juego una comprensión de la perspectiva a mano alzada. Sin un conocimiento básico de este concepto, es imposible dibujar algo con autoridad.

Ilustración 2: Volumen rectangular inclinado, girado e inclinado
por Jon deMartin, 2008, dibujo a lápiz de carbón en papel de periódico, 18 x 24.

Observe dónde está la línea del horizonte e intente dar a las esquinas del cubo la apariencia de desaparecer. Todo lo que dibuje está relacionado con un horizonte y puntos de fuga, aunque no siempre es necesario dibujarlos. Si tuviera que pegar su dibujo en una pared y proyectar las esquinas en líneas rectas, vería si se desvanecen en una línea de horizonte común a la altura de sus ojos.

La ilustración 1 muestra el cubo en varias perspectivas, tanto paralelas como angulares. La perspectiva paralela significa que la cara frontal del cubo está en ángulo recto o paralela a la línea de visión o al espectador. En perspectiva paralela, las esquinas del cubo convergen en un único punto de fuga en el horizonte que está al nivel del ojo del espectador. La parte inferior de la Ilustración 1 muestra el cubo girado de modo que la cara frontal del cubo ahora está en perspectiva angular; su cara frontal ahora está alejada del espectador en ángulo. Las esquinas convergen en dos puntos de fuga al nivel del ojo del espectador. Al dibujar el cubo, es recomendable ubicar la línea del horizonte; es decir, el nivel de los ojos en el papel, asegurándose de que las líneas parecen converger en los puntos de fuga adecuados en este nivel. Recuerde, la línea del horizonte siempre está a la altura de los ojos. Intenta hacer una página de cubos en tu propio arreglo. Esto pondrá a prueba tu juicio a mano alzada al dibujar cubos en perspectiva.

Ilustración 3: Caín y Abel
por Luca Cambiaso, dibujo a pluma y lavado,
111/4 x 61/4. Colección
La familia Woodner.
Superposición de cuadros añadidos por el autor.

Aplicando el Cubo a las Figuras
El cuerpo humano puede reducirse a volúmenes geométricos básicos. La cabeza, la caja torácica y la pelvis son las tres masas principales del cuerpo, y están conectadas por la columna vertebral, que puede inclinarse, girar e inclinarse independientemente. Las vistas frontal, lateral y posterior de la figura, construidas como cubos, ilustran la variedad de estos movimientos. Cada masa está en una posición diferente en el espacio. Tenga en cuenta el centro imaginario marcado en cada masa, que describe la orientación en el espacio. A muchos artistas les resulta útil usar el cubo para comprender y recrear formas complejas en la naturaleza, como se muestra en algunos de los dibujos de Luca Cambiaso.

Cuando imaginamos la cabeza, la caja torácica o la pelvis como cajas, encontramos que rara vez se ven en vistas predecibles, pero cambian continuamente en sus posiciones en el espacio. La ilustración 2 muestra una serie de cubos rectangulares presentados como una cabeza lanzada en diferentes perspectivas. En la fila central y en la fila central, el cubo se inclina y gira y todas sus posiciones respectivas parecen desvanecerse en un horizonte verdadero, es decir, todas las líneas se desvanecen al nivel del ojo del espectador. Las filas exteriores muestran el cubo inclinado, girado e inclinado, lo que significa que todas las líneas se desvanecen en un horizonte falso, ya no se desvanecen al nivel de los ojos. Este suele ser el caso al dibujar la cabeza. Observe el eje de la cabeza que orienta su posición en el espacio en la Ilustración 2. El eje es una varilla imaginaria que atraviesa el centro de la masa.

Un buen dibujo requiere desarrollar la capacidad de representar cualquier cosa para que parezca estructuralmente correcta y sin distorsiones. Con mucho, el mejor método para aprender a dibujar es dibujar objetos reales de la vida, no copiar reproducciones o fotografías. El dominio se logra mediante la práctica constante de las habilidades de dibujo. Sigue fomentando tu creatividad mientras trabajas en los ejercicios más formales. A la larga, se ayudarán mutuamente.

Jon deMartin es un artista de la ciudad de Nueva York cuyo trabajo se puede encontrar en muchas colecciones privadas. Enseña dibujo de la vida en Studio Incamminati, en Filadelfia, y en Parsons The New School for Design y Grand Central Academy of Art, ambos en la ciudad de Nueva York. DeMartin es un artista contribuyente en el Hirschl Adler Modern, en la ciudad de Nueva York, y en la John Pence Gallery, en San Francisco. Vea su trabajo en www.jondemartin.net.

Ilustración 5: Cabeza inclinada y girada
dibujo de Francesco Trevisani, tiza en blanco y negro sobre papel tonificado.
Ilustración 6: Cabeza inclinada y girada
dibujo de Francesco Trevisani, tiza negra.

Dibujos después de la escultura de Eliot Goldfinger
por Jon deMartin, 2008, dibujo a lápiz de carbón en papel de periódico, 18 x 24.


Ver el vídeo: PERSPECTIVA BÁSICA (Octubre 2021).